Pacto

¿Podríamos obviar lo inevitable?

No decir nada más.

Dormirnos
sólo hasta después
de las campanadas

Mal gusto

Quiero despertarme con vos
y ya no dormirme nunca más.
Necesito que alguien me cuente
que mi cobardía se vistió
de chiste de mal gusto
y me condenó
en estos días sin precedente
a morir de amor.

Recuento

Todas las estaciones que llevo queriéndote
son tu olvido sin descanso
y mi discurso
infalible
sobre sus bondades

De espera

Estoy
invadida
de evidencias
que me maldicen de
espera.

Cerrar los ojos

Sólo cerrar los ojos
inicia este ritual de reminiscencias
el seductor repaso por cada extensión
                         de tu tez luna llena
la reproducción de los rumores de altillo
la visibilidad en la noche cerrada
el intercambio térmico
los alientos consumiendo el oxígeno
          de cada centímetro respirado.

Regreso

La irrupción de tus culpas
en la cocina
me recordaron
que un beso tardío
con años de demora 
puede ser más que un camino
de ida

puede ser volver
de una historia 
con un final 
anticipado

para ya no
regresar.

Los acordes

El problema son
los acordes
organizados
de determinada manera.

La sutileza entre
el amor y la indiferencia
el llanto y la aridez
que existas o no.

De fondo

Lo más fácil es
la música de fondo
los ojos clandestinos
las manos a tientas
pero sabiéndolo todo

lo difícil

revelar
que nada es
tan inminente
como el beso
que todavía
no
se
me
escapa

Silencio

Todas las preguntas
y las cornisas

se llaman al silencio

cuando te
sienten
respirar
a mi
lado.

Nunca igual

El momento en que abriste la puerta
y confirmaste tu cobardía
frente al silencio
de lo que no pudiste preguntar
supo al gintonic que
se me escurría por los recuerdos.

Con jugada

Por qué ir
se conjuga siempre
en gerundio

cuando de vos
hablamos

Sudestada

Hace frío en las noches
nada cambia realmente con el paso
de los años

No ha habido un solo invierno
en que no fueras sudestada.


Corazón al norte

Estoy al borde
de la soledad
y no del todo

Respiro tu partida
inminente
segura pero no
todavía

Me alcanza
con que vuelvas.
Me sobra
este presentimiento
de silencio.


Volver


De un momento a otro
     con la luna 
          en los bolsilllos. 

Nunca creí 

en los regresos 
preparados.

Detrás, el mar

Y fijate que no nos hacía falta
más nada

la ruta, un horizonte
el tiempo para mirarnos

detrás, el mar.

Lo que dejamos
lo dejamos

después voy a necesitarte
acá a mi lado
sin caravana
ni luces rojas
ni frenos cambios malascaras

solamente necesitarte.

Irrespirable

Qué irrespirable es
la evidencia de que
lo vívido trae
confusión

y vos
desconociendo por
completo
la palabra piedad

y yo
todavía sin poder
cercar mis sueños.

Compulsión

Pasan los años
y he dejado de
prentender
que las palabras
no sean para vos

cada esfuerzo por
contener
esta compulsión
es la burda certeza
de que olvidarte
es más difícil
que
escribirte

Bisiesto

Un día más
horas
minutos
segundos
que regala
el calendario
para hacer 

más
verosímil
este destiempo

Mirada

Como cuando uno sabe que no debe girar
porque el vendaval podría voltearlo

Y sólo me estampaste tu mirada
pero alcanzó

Y me morí
tan lisa y
llanamente
como la muerte

Nimiedades

No me importa la lluvia
si voy a secarme en tu pelo

qué son los meses
y los kilómetros
si los voy a curar en tus labios

Un hueco

Es un hueco en el estómago
que adviene un estertor

es una jugada impiadosa
desconsiderada

un recuerdo suyo
que no puedo explicar
exactamente
de dónde salió

Ausencia

viuda empecinada
en guardar
luto más allá
del tiempo prudente

carente de futuro
inundada de pasado
absorta en el vacío


sólo el regocijo en el hueco
que dejan las almohadas frías

Welcome

Como alquimia del dolor
luz de faro
paraíso en el infierno
veneno impetuoso
olvido repentino de infortunios
toque de queda a la tristeza
sol bajo sombra y primaveras
piedra libre al mirarse en el espejo
evidencia de duelos triviales
bandera blanca hacia uno mismo
emboscada repentina al desamor
fogata de malos presagios
equipaje de mano vacío
pasaje sin vuelta para la nostalgia
barricada para la esperanza
conflicto profundo de la oscuridad
vereda ancha hacia el ensueño
final nuevo en un cuento
abismo para el que nunca teme
osadía de salir al mundo
certeza recuperada de un cajón
anhelo inalterable de un regreso
así te esperaba.

Últimas canciones

Tal vez fui yo
dejé el cuerpo atrás

quién sabe
quizás en vos había
una parte de la verdad

Lo cierto es que no puedo
seguirte nostalgiando
tengo que adiestrar esta soledad
y llenarla de flores
y dejarla a resguardo

Catedral renacentista

La confianza es nuestra
catedral renacentista

la edificamos con tiempo
de ella concebimos un templo

su valor radica
en el simple hecho
de que la conservemos
intacta

Días

confinada a tu olvido
los días me pasan por al lado
quizás se te ocurra uno de estos
pasar con ellos

Descarríos

hubo una verdad
descarriada de otras
verdades que no te
permitieron ver

acá en este rincón
del mundo
podíamos

quizás fue una distracción
descarriada de otras
distracciones
la que mostró con crudeza
esta terraza abandonada
por donde te fuiste

Alianza

No quiero el desalojo roído e imperativo
que tu mirada emplaza
someramente
casi por encima de la cicatriz
en el centro de este sabor amargo
de no querer irme

quiero tu mayor concentración
tu atención más precisa
el esmero más honesto

Me voy / hacemos real
este fragmento de vidas
esta carpa circense sin chiste
la alianza de los desiertos

Inútil simulacro

Hoy este inútil simulacro de retirada
que no alcanza
para desmentirnos burlando su epígrafe
se conforma con creer en este lapso
pobre incierto catastrófico imperfecto

esa ilusión irrisoria
ante el ardor de sabernos verdad